Abrazos

Puede que un abrazo no tenga la solución al problema que tengamos, que ni aleje o haga desaparecer lo que nos rodea, pero su magia recompone nuestras heridas, alivia nuestro sufrimiento y nos transmite que más allá de lo ocurrido, hay alguien que nos quiere y se preocupa por nosotros.

Un abrazo sincero es un acto de amor. Abrazar es acariciar el alma de la otra persona y proporcionarle un refugio entre nuestros brazos. Un gesto pequeño repleto de sentimientos que cura y recompone a nivel emocional. Abrazar es hablar el lenguaje del corazón. ¡Cuánto silencio acompaña a un abrazo! y ¡cuánto se dice a través del mismo!

Tenemos la mala costumbre de ignorar la importancia de los pequeños detalles y el valor que conlleva dedicar tiempo a nuestros seres queridos…

Abrazar es una maravillosa forma de dar amor a los que nos rodean, es acariciar el alma de quien tenemos cerca. Todos funcionaríamos mejor si abrazáramos o nos dejáramos abrazar más a menudo, por la plenitud que nos proporciona.

Ceiba terapias