escribiendoLas pequeñas acciones generan grandes cambios.

No se trata de una cuestión religiosa o de ganar puntos para el más allá, sino del simple hecho de que las cosas que nos rodean son parte de nosotros: al mejorarlas, nosotros también mejoramos con ellas. Piensa en todas las veces que has intentado ayudar a alguien o simplemente aportar tu granito de arena para hacer el bien en el mundo.

Estamos llenos de errores, arrepentimientos y tenemos tanto buenos, como malos momentos. Así es nuestra naturaleza, pero en ella también está la conciencia de cambio, el hacer las cosas para trascender. Estas acciones sin duda te ayudarán a saber que cada vez que las lleves a cabo, el impacto que generes en alguien, será real y profundo.

Ahora que estamos en casa y con más tiempo, tenemos la oportunidad de poner nuestro granito de arena y alegrar a los que nos rodean.

DISCÚLPATE POR ALGO DE LO QUE TE ARREPIENTAS DEL PASADO

Esta es una buena manera de ayudar a alguien y ayudarte a ti. Todos tenemos situaciones que se salieron de control y que nunca logramos rectificar del todo. Una llamada inesperada, un perdón que se creía olvidado… Siempre es un buen momento para empezar de nuevo.

ESCRIBE UNA CARTA A UN SER QUERIDO

Las personas pueden saber que las quieres, pero una carta en la que expliques tus sentimientos realmente tiene la capacidad de transformar una relación. Seguramente alguna de tus parejas ha tenido una carta tuya, pero ¿qué tal tus padres, hermanos o incluso amigos cercanos?

dona-cosas-usadasREGALA COSAS QUE NO NECESITES

Desde ropa que sabes que no usarás nunca más, hasta un electrodoméstico que puede llevar desconectado más de un año, las cosas que acumulas llegan a pesar de maneras impensables. Al regalar lo que no necesitas, andarás más liviano y despreocupado por vida y ayudarás a otros al mismo tiempo.

APOYA EL SUEÑO DE ALGUIEN

Esto es tan simple como decirle un cumplido a alguien que está intentando seguir sus sueños. Dejarle claro a alguien que su talento es real y que importa puede cambiar vidas. Una palmadita en la espalda puede ayudarnos para no darnos por vencidos.

AYUDA A ALGUIEN QUE LO NECESITE

Ofrece tu ayuda a los más vulnerables de tu vecindario ya sea, realizar la compra de alimentos, ir a buscar medicamentos a la farmacia, comprar el periódico o revistas, bajar la basura, sacar al perro… o alguien con un problema en el trabajo, incluso simplemente escuchando a un ser querido que necesite desahogarse. Tienes muchas habilidades que puedes poner en marcha para transformar el día de alguien. ¡No dejes de usarlas!

celularLLAMA A ALGUIEN QUE EXTRAÑES

El consejo siempre dice que llames a tu madre o a tus abuelos, pues tal vez es momento de hacerlo. De igual manera puede ser posible llamar a una amiga de la infancia o a ese amigo con el que siempre dicen que deben verse, pero nunca lo hacen.

REGALA COMIDA A ALGUIEN QUE LO NECESITE

Tal vez no puedas cambiar por completo la situación de una persona necesitada, pero un desayuno caliente, un almuerzo o una cena abundante, seguro le quitará el hambre y también le levantará el ánimo.

DONA TIEMPO O DINERO A ALGUNA CARIDAD

No es necesario que sea mucho dinero. Tampoco necesitas suscribirte a un sistema de donación mensual. Simplemente ayuda a alguna caridad u ONG que pueda transformar la vida de muchas personas o que al menos esté comprometida con una causa con la que te sientas identificado.

Si no estás en condiciones de hacer un aporte monetario, tal vez puedas ofrecerte como voluntario.

donaDONA SANGRE

Esta acción es mucho más importante de lo que crees. Hay personas que dependen de donadores para poder mejorar. Incluso puedes inscribirte a un programa de donación de médula ósea y entrar en la lista de espera. Si un día te llaman para que lo hagas, puedes estar seguro de que estarás salvando una vida.

Algunas cosas son más fáciles que otras, pero sin duda todas pueden generar un cambio en ti y en los demás. Siempre que sientas que las cosas que haces no son suficientes, recuerda que tienes muchas posibilidades de generar un impacto positivo en el mundo.

Y tú, ¿por cuál de estas acciones comenzarás?

Ceiba terapias

Fuente: Bioguia