comer1Descubre la alimentación Mindfulness,  dónde aprenderás a comer para estar sano, feliz y con una elevada conciencia. Saber lo que comes, cómo lo comes y con qué actitud lo haces te ayudará a seguir una dieta adecuada.

Toma conciencia por un momento y piensa: ¿Tienes atención plena cuando comes, lo haces saboreando y degustando cada bocado? ¿O comes demasiadas veces de una forma mecánica e impulsiva? Pasamos una buena parte de nuestra vida comiendo y en general tendemos a realizar este acto en “piloto automático”, como una obligación o un mero trámite para poder continuar con nuestras obligaciones.

Tan importante es lo qué comes, como de la manera en qué lo haces. Hablamos del Mindfulness aplicado a la Nutrición, se basa en la atención plena, una forma de meditación cuyo origen reside en el budismo y que ayuda a reconocer y lidiar con tus emociones y sensaciones físicas en el momento de comer. El Mindfulness en sí, no es más que ser conscientes de lo que pasa por nuestra mente y cuerpo en cada momento, sin dejarnos arrastrar por la velocidad de la vida actual. Esta técnica terapéutica ha ayudado a tratar muchos trastornos, incluyendo trastornos de la alimentación, depresión y ansiedad.

comerA continuación 5 claves para una alimentación MINDFULNESS:

Primero de todo, siéntate en la mesa y presta atención a tu respiración.

Come cuando tengas hambre de verdad. Actualmente estamos sobrealimentados, comemos más de lo que realmente necesitamos. Es bueno recuperar la sensación de hambre, dejando pasar 3 horas entre cada comida y realizar una vez al mes ayunos de 24 horas con zumos y caldos depurativos.

Pon atención a los sabores y a los olores de tu comida. Comer conscientemente implica dar pequeños bocados o sorbos y apreciar el despliegue de sabores y texturas.

Come despacio y de forma moderada (nuestro cuerpo necesita 20 minutos para que la señal de saciedad llegue al cerebro). Come lentamente, masticando muchas veces cada bocado y pasándolo por toda la superficie de tu boca. Y no olvides que la digestión empieza en la boca.

Come sin distracciones (TV, móvil, tablet, ordenador…). Apaga el televisor o deja cualquier otra cosa que estés haciendo que no tenga que ver con el acto de comer. Saborea el momento.

Nuestro estado de ánimo y nuestras emociones repercuten directamente en nuestra dieta y nuestra manera de comer.

Si sigues estas sencillas recomendaciones estarás practicando la alimentación consciente o Mindfulness. No empieces de golpe, es una buena idea escoger una comida al día, para centrarnos en todos los puntos anteriores. Una vez que tengas la práctica, la atención será más natural y lo podrás aplicar casi sin darte cuenta.

¿Cómo nos ayuda la Nutrición Mindfulness?

Nos ayuda en la pérdida de peso

Prevenir los atracones

Disminuye conductas con la comida poco saludable

Y recuerda lo más importante; hagas lo que hagas, comas lo que comas, hazlo con el profundo deseo de disfrutarlo.

 

Ceiba terapias

Fuente: Teresas juicery