Germinar es dar vida, es el proceso por el cual una semilla expuesta a unas condiciones de luz, humedad y temperatura adecuadas desarrolla una nueva planta. Es por esto que los alimentos germinados contienen en su interior todo el potencial de la vida.

La semilla germinada posee un alto porcentaje de enzimas, es rica en clorofila, vitamina B, minerales y antioxidantes.

Favorece la salud de la flora intestinal, revitaliza y remineraliza el organismo, mejora la digestión y regula el tránsito intestinal, refuerza el sistema inmunitario y favorece la detoxificación.

Los germinados son extremadamente ricos en vitamina C. Ayudan a combatir los desórdenes digestivos y la anemia, y son grandes depurativos y reconstituyentes a nivel general.

La germinación representa la técnica más efectiva para aportar a nuestro organismo energía vital concentrada.  Son un concentrado de sustancias generadoras de salud.

ensalada germinadosQué son los germinados?

Los germinados son alimentos vivos, llenos de vitalidad, con una gran riqueza enzimática y que poseen un elevado número de nutrientes.

El germinado transforma los macronutrientes en micronutrientes por lo que transformara las proteínas en aminoácidos, los hidratos de carbono en azúcares simples y las grasas en ácidos grasos, de esta manera los germinados pre-digieren los alimentos facilitando la digestión y asimilación en nuestro organismo.

Podemos germinar:

Legumbres: lentejas, porotos mung, garbanzos, soja, frijoles, arvejas/guisantes…

Semillas: chia, lino, girasol, sésamo, calabaza…

Cereales: trigo, quinoa, mijo, avena, cebada…

Verduras: brócoli, rabanito, apio…

Otros: alfalfa, mostaza, fenogreco…

germinaPodemos utilizar cualquier semilla o grano entero e integral, apto para germinar. No nos resultará útil el arroz blanco, ni los copos de avena o la avena tostada, ni el mijo pelado. La semilla o el grano debe de estar tal cual es, integral, sin procesar.

Debemos tener en cuenta que no todas las semillas y granos tienen en mismo tiempo de germinación, por eso es mejor germinar cada semilla por separado:

Otro factor a tener en cuenta es la temperatura, ya que el calor acelera el proceso de germinación. Es por ello que durante el verano la germinación será más rápida que durante el invierno.

Una vez listo el germinado, lo conservaremos en el frigorífico/nevera en un recipiente de vidrio herméticamente cerrado.

Después de ver varios vídeos de YouTube, el que más me convenció y como yo lo hago es con éste método: https://www.youtube.com/watch?v=GwUKLbIHYBk&t=617s  . También está la opción de comprar un germinador.

A disfrutar de los germinados!!!!

 

Ceiba terapias

Fuente: Almaverde