Una enzima es una molécula de  proteína que actúa como catalizador de una reacción química acelerándola. Son una parte vital de todos los procesos fisiológicos del cuerpo. Las enzimas viven en cada célula de nuestro cuerpo, se han identificado más de 3.000 diferentes, cada una con una función diferente.

 

Nuestro cuerpo requiere enzimas para:

  • La producción de energía
  • La absorción de oxígeno
  • La lucha contra las infecciones y la cicatrización de heridas
  • La reducción de la inflamación
  • Llevar los nutrientes a las células
  • Llevar lejos los residuos tóxicos
  • La descomposición de las grasas en la sangre
  • Disolver los coágulos de sangre
  • La regulación hormonal adecuada
  • Retardar el proceso de envejecimiento

Una activación y producción baja de enzimas pueden hacerle sentir cansado y débil. Hay muchos culpables de esto: una dieta rica en alimentos cocinados, un alto consumo de azúcar y alimentos procesados, y el uso excesivo de antibióticos y otros fármacos, pueden en realidad reducir el suministro de enzimas del cuerpo.

Así que tenemos que pensar en cómo podemos conseguir más enzimas en nuestras células y activar las que ya existen. Los alimentos crudos ricos en enzimas, puede ayudar a disminuir la carga de su cuerpo para producir sus propias enzimas.

 

1. Brotes

brotesLas semillas y frutos secos – en su estado inactivo – contienen inhibidores de enzimas. ¡Eso es lo que hace que las semillas germinen! Pero cuando se ponen en remojo en un poco de agua y se dejan que broten y que la semilla germine, la semilla y todos sus nutrientes se activan. Los brotes son potentes en enzimas activadas. Nuestros cuerpos necesitan enzimas para descomponer los alimentos. Los brotes y todos los alimentos crudos vienen con todas las enzimas que necesitamos para la digestión, por lo que nuestros cuerpos no tienen que producir las enzimas digestivas que hacen todo el trabajo.

2. Piña

La piña contiene la enzima bromelina, cuya propiedad más conocida es su capacidad de digerir proteínas de los alimentos, contribuyendo a facilitar este proceso al estómago y al páncreas, también se ha demostrado que tienen efectos anti-cancerígenos y efectos anti-inflamatorios. Además de las enzimas cisteínas proteinasas que tienen la capacidad de ayudar con la inflamación excesiva, coagulación de la sangre, e incluso ciertos tipos de crecimiento de tumores.

 

3. Aguacate

aguacateLos aguacates contienen la mayor cantidad de grasa en el reino de las frutas, así que tiene sentido de que contengan lipasa, una enzima necesaria para descomponer la grasa de la comida. La lipasa también puede ayudar a aliviar con la indigestión. Los nutrientes y enzimas de los aguacates pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

4. Plátanos

Los plátanos no son sólo ricos en potasio. También son una gran fuente de dos enzimas diferentes conocidas como amilasa y maltasa. La amilasa, se encuentra en la saliva, es la primera enzima que empieza a romper los hidratos de carbono. Eso es lo que hace que los alimentos con almidón tengan un sabor dulce cuando se mastican. La maltasa rompe la maltosa o el azúcar de malta del cuerpo.

5. Polen de abeja

polen de abejaEl polen de abeja contiene casi todos los nutrientes que necesitan los seres humanos, además de una amplia variedad de enzimas importantes. De hecho, el polen de abeja contiene más de 5.000 enzimas. Los fitonutrientes, incluyendo las co-enzimas que facilitan la actividad de las enzimas – también son miles. Es un antioxidante natural que ayuda al sistema inmunológico. Puede añadir el polen de abeja a su mezcla de frutos secos, cereales, batidos u otros aperitivos para incorporarlo en su dieta.

6. Papaya

papayaLa papaya es rica en enzimas proteolíticas, incluyendo la papaína. La papaína juega un papel importante en mantener el sistema digestivo saludable. Está considerada una de las enzimas más eficaces para suavizar la carne y romper otras proteínas en el cuerpo. Tiene potentes beneficios antiinflamatorios.

7. Alimentos fermentados

Los alimentos fermentados pueden no estar en su radar de alimentos todavía, pero deberían estar. Los vegetales fermentados son una excelente fuente dietética de muchos nutrientes, incluyendo enzimas vivas, sólo asegúrese de que su chucrut no ha sido pasteurizado. Estas enzimas vivas son acompañadas por probióticos beneficiosos, lo que hace una combinación excepcional para un proceso digestivo eficaz.

Ceiba terapias

Fuente: davidwolfe