La vida está llena de experiencias positivas. Se puede disfrutar del sol calentando tu piel, del olor de la tierra mojada, sentir el viento, una caricia, ver un amanecer o atardecer, una canción, llorar de risa… Vive tu vida al máximo, deleitándote con la belleza de estas experiencias y dejándolas inspirarte a ser tu versión más positiva.

Super-Positivo¿Qué pasaría si te afrontases cada día con una actitud positiva? ¿Qué pasaría si aceptaras los desafíos de la vida con una sonrisa en tu rostro? ¿Qué pasaría si te rodearas de personas que te hicieran sentir mejor? ¿Qué pasaría si te detuvieses para apreciarlo todo lo que te rodea?

Vivir una vida positiva se trata de crear hábitos positivos que te ayuden a concentrarte en lo que realmente importa. Este es el secreto de las personas super positivas. Aquí hay nueve ideas simples para ayudarte a seguir sus pasos.

1. Despertar cada mañana con la idea de que algo maravilloso va a suceder hoy. Sonreír es una energía curativa, encuentra una razón para sonreír. Puede que no agregue años a su vida, pero seguramente le agregará vida a tus años. Una actitud positiva constante es la ‘fuente de juventud’ más barata.  Baila como si nadie te mirase, ama como si nunca te fueran a hacer daño, canta como si nadie te escuchara, y vive como si el Cielo estuviera en la Tierra.

2. Celebra tu existencia. Tu mente es la ventana a través de la cual ves el mundo. La forma de hacer que este sea el día más feliz es pensar, sentir, caminar, hablar, dar y servir como si fueras la persona más afortunada del mundo. De mente abierta, de corazón abierto, y con las manos abiertas. Nada más es necesario, todo está bien … y así es.

3. Aprecia los momentos perfectos de la vida. La vida no es perfecta, pero tiene momentos perfectos. No dejes que las pequeñas cosas, que no salen como tú quisieras, te depriman. Tienes muchas razones para mirar el cielo y decir: “Gracias, voy a hacer todo lo posible para que este sea un gran día”. Puedes hacer una pausa para admirar el hecho de estar vivo, y que tienes la capacidad de redescubrir la vida como el milagro que siempre ha sido.

super posi4. Abraza los desafíos de la vida. Un territorio inexplorado en tu vida no es bueno o malo, simplemente es. Sí, puedes sentir miedo ante lo desconocido y puedes verte tentado a retroceder, a sentir que no puedes o a perder la confianza. Pero estas son, exactamente, las condiciones que hacen que experimentes el crecimiento personal, cuando sales de tu zona de confort. Cada experiencia, por la cual pasas, te está construyendo y es para tu propio bien. Esta es la actitud correcta que deberías adoptar, míralo desde esta perspectiva.

5. Convertirse en adicto a la auto superación constante.  No tiene que ser 1 de Enero para tener la oportunidad de aprovechar al máximo tu vida. Cada día es un nuevo día para aprender, crecer, desarrollar tus fortalezas, curarte de los pesares del pasado y seguir adelante. Cada día tienes la oportunidad de reinventarte, moldear tu identidad y desarrollar las lecciones que has aprendido. Nunca es demasiado tarde para cambiar las cosas que no funcionan en tu vida. Usa el presente sabiamente ya que te ayudará a crear un mañana más positivo.

6. Vive y respira la verdad. Es la manera más positiva de vivir libre de estrés, porque la verdad siempre aflora. Así que no pretendas impresionar. Los que van con la verdad por delante, los que son auténticos, esos sí que impresionan. Ser verdadero o auténtico significa tener integridad; y la integridad se consigue haciendo lo correcto, incluso cuando nadie está mirando.

7. Llena tu propio cubo. Elige ser feliz sin ningún motivo. Si estás contento por una razón, podrías estar en problemas, porque esa razón puede ser arrebatada. Así que sonríe ahora mismo, porque puedes hacerlo ahora mismo, y asegúrate de llenar tu propio cubo de felicidad, tan alto, que el resto del mundo no pueda perforar suficientes agujeros para vaciarlo.

8. Ayuda a las personas que tienes a tu alrededor a sonreír.  Hoy, reagalale a alguien una de tus sonrisas. Puede ser el único rayo de sol que vea en todo el día. A veces, una sonrisa o un cumplido pueden elevar el espíritu de esa persona. En el momento adecuado, una palabra amable de un extraño o un estímulo inesperado de un amigo pueden marcar la diferencia en su mundo. La amabilidad es gratuita, pero no tiene precio. Por si no sabías, lo que se da regresa…

9. Comparte tu tiempo con personas positivas. La vida es demasiado maravillosa como para perder el tiempo con personas que no te tratan bien o que no te aportan nada. Así que rodéate de personas que te hagan feliz y sonreír. Personas que te ayuden cuando estás deprimido. Gente que nunca se aprovecharía de ti, que realmente se preocupan, esas son las que merece la pena mantener en tu vida. Todos los demás están de paso.

A disfrutar de la vida!!!

Ceiba terapias

Fuente: marcandangel