La motivación y el pensamiento positivo son dos cosas diferentes. La idea es crear un  equilibrio entre estas dos par tener éxito tanto en la vida personal como en la profesional.

1. Que nadie te haga daño sin tu consentimiento, nadie puede hacerte daño si tu no lo dejas, si somos conscientes de que hemos hecho todo lo mejor que hemos podido, no tendría porque afectarnos lo que la otra persona nos hiciera o nos dijera.

respirar2. Respira profundamente y cuenta hasta 10, intenta dominar tus acciones impulsivas con este simple ejercicio.

3. Céntrate en el presente, recordar buenos momentos y planear proyectos está bien, pero no te obsesiones con estos elementos temporales. Vive el presente de su proyecto, valora lo aprendido o el progreso de tus objetivos diarios.

4. Ródeate de personas positivas, si te rodeas de personas positivas enseguida te contagiarán sus ganas y sus emociones. Será la carga de energía que necesitará tu estado de ánimo.

mundo mejor5. Crea un mundo mejor, mejora tu comunidad, ayuda al grupo, te ayudará a sentirte realizado.

6. Utiliza un lenguaje positivo, el lenguaje es el reflejo de nuestra personalidad y emociones. Crea hábitos positivos de comunicación, así podrás acostumbrar a tu mente a tener una postura positiva.

7. Nada es perfecto, cuanto antes lo asumas, antes podrás centrarte en lo que importa de verdad, en lo que puedes controlar.

8. No pares de aprender, aprendiendo nuevas cosas todos los días creas sentido a tu vida, tanto de conocimientos académicos como de las experiencias, situaciones, errores, fracasos y hasta de los triunfos.

https://ceibaterapias.com/