Este ejercicio de respiración nos lo enseñó la maestra de Reiki y me gustaría compartirlo porque me parece una excelente práctica.

chakras

La supraconsciencia es la unión mental de todos los habitantes del universo, unidos a la mente de Dios, teniendo en sí la más alta vibración y más allá de las dimensiones. Es también conocido como inconsciente colectivo.

Se hace necesario obligar a la supracosnciencia a trabajar para que la intuición se haga poderosa, para que no se nos atrofie.

La respiración es la base de la energía. Esta es un tipo de respiración consciente, con la que se abre el ojo visor; no es que vayamos a empezar a ver ángeles o luces sino que vamos a ver lo bueno para nosotros, vamos comprender en una vibración más alta lo que realmente somos y cómo conducirnos en la vida, es una visión de conciencia.

nombre chakras

Práctica:

– Siéntate cómodamente, con la columna recta, sin cruzar ni los pies ni las manos.

– Cierra los ojos y pide al Cielo, al Universo, a Dios… que te envuelva con su energía divina.

– Haz tres respiraciones profundas para entrar en equilibrio.

– Inhala profundamente y detén tu respiración, con tus ojos (cerrados) envías la energía sin detener al chakra corona (el que está situado por encima de nuestra cabeza) y le pides que pulse. Luego lo mandas al chakra corazón y le pides que pulse, luego al chakra raíz (situado en el perineo) y le pides que pulse. Por último les pides a los tres chakras que pulsen al mismo tiempo y exhalas la respiración contenida.

Esta respiración se repite 7 veces.

Al exhalar puedes expulsar el aire por la boca diciendo AAAAAA, sentirás que es un aire cálido.

Nota: Es natural si al terminar te duele un poco la cabeza, pues no estamos acostumbrados a trabajar la glándula pineal y se podría comparar a un músculo que no ejercitas, que duele hasta que se acostumbra al ejercicio.

Si te interesa saber más sobre chakras: pincha aquí.